La resiliencia de las mujeres latinas que tocan el saxofón

Conoce el reportaje especial publicado en LADO B de Sam Nolasco. El entorno musical es uno de los más duros de sobrellevar para las mujeres artistas a causa de los comentarios que demeritan su desempeño por su género.

Cuando Ximena González Constantino le contó a su profesor de saxofón en el Conservatorio que estaba embarazada, recibió una respuesta hostil. 

“No, pues vete. Yo no le voy a dar clase a alguien que va a dedicar su vida a otra cosa, es perder mi tiempo”, le contestó su maestro, en ese entonces el único que impartía la materia de saxofón y cuya firma era el único aval para que Ximena continuara sus estudios.

Constantino, la actual directora del Encuentro Internacional Mujeres Artistas, que se realiza anualmente en el estado de Puebla, contó a LADO B que, en particular, en la ejecución del saxofón son hombres en su mayoría los artistas principales, dejando papeles secundarios a las mujeres en esta disciplina.

“Algo pasa con este instrumento, hay un acoso y menosprecio a la mujer en el gremio saxofonístico”, dice Ximena González, quien dedicó más tiempo de lo proyectado para terminar su carrera como saxofonista en el Conservatorio de Música de la Ciudad de México, a raíz de ese episodio con su profesor.

La realidad de las mujeres en la música es que siguen siendo invisibilizadas por una industria que tiene el 70 por ciento de hombres involucrados en todas las áreas y sólo un 30 por ciento de mujeres, según datos del reporte “Mujeres en la música, silenciadas por la desigualdad de género”, publicado por la ONU en 2019; también el documento especifica que en Europa, las compositoras registradas suman apenas un 20 por ciento del total, mientras que en México y América Latina aún no hay datos.

El machismo, la constante que afecta la salud emocional

La psicóloga de formación Grecia Cárdenas, quien ofrece terapia feminista a mujeres músicas junto con la iniciativa BETA X TDS –una red de apoyo especializada desde la asociación Sorece, a la que Cárdenas pertenece–, dijo que en los casos de violencia sutil que se presentan en estos ambientes, las mujeres que han sido blancos de estas agresiones o discriminación pueden experimentar ansiedad y depresión.

“Si por tal o cual decisión en tu vida [como tener un hijo] vales menos, toda esta emoción de derrota, de tristeza y de valía tiene un impacto emocional. Las mujeres músicas experimentan mucho la depresión y la ansiedad, y eso va escalando a niveles alarmantes; ha habido [quienes] atentan contra su propia vida”, destacó Grecia Cárdenas en entrevista para LADO B

Ese sentimiento de derrota y ganas de renunciar las experimentó Lucía Sarmiento Luque, originaria de Perú… para continuar leyendo este reportaje ingresa a LADO B.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .